Gestión

En la actualidad FEPACOM agrupa a 14 sindicatos de buzos mariscadores, recolectoras de orilla y pescadores artesanales con presencia en las localidades de Mehuín, Mississippi, Maiquillahue y Cheuque en la comuna de Mariquina y 1 sindicato en Niebla en la comuna de Valdivia, representando los intereses de 640 pescadores inscritos en el Registro Pesquero Artesanal (RPA).

 

Ver video

Buzos de Mehuín renovaron sus equipos de trabajo

Inversión en seguridad laboral superó los $42 millones

La alegría reinó en la Caleta de Pescadores de Mehuín luego que 34 buzos artesanales recibieran sus nuevos compresores de buceo, lo que se traduce en mayor seguridad al momento de realizar sus faenas extractivas en el fondo del mar.

La iniciativa corresponde a la 2da etapa de un proyecto ejecutado con recursos del Fondo de Fomento para la Pesca Artesanal y que permitió renovar motores estacionarios, acumuladores de aire comprimido y cabezal compresor para que de esta forma los hombres de mar puedan responder a la nueva normativa de la Armada de Chile, institución que a contar de 2016 exigirá al sector artesanal la utilización de compresores con estanques de acero inoxidable en las labores de pesca.

Al respecto, el presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de Mehuín (Fepacom), Joaquín Vargas, calificó el proyecto como un importante avance en materia de seguridad laboral. “Es importante que nuestros pescadores incorporen mayor tecnología en su trabajo, pues muchos hasta ahora trabajaban con equipos que al verlos no daban ninguna seguridad y el buzo ponía en riesgo su vida para poder llevar el sustento a su hogar”, señaló el dirigente.

Por su parte, el presidente del Sindicato N° 1 de Pescadores de Mehuín, Marcos Aguirre, destacó el apoyo gubernamental en esta materia. “Para la mayoría de nuestros socios renovar sus equipos significa una inversión económica que no siempre pueden hacer y en un par de años ya no podrían trabajar bajo la nueva normativa, por eso valoramos mucho este aporte”, manifestó.

El costo de cada compresor de buceo asciende a poco más de 1 millón 264 mil pesos, de los cuales el 20% será financiado por cada uno de los beneficiarios, quienes a su vez debieron entregar sus viejos equipos para que sean desmantelados y así evitar que sean usados nuevamente para faenas de pesca.